Imágenes


domingo, 7 de noviembre de 2021

Carta No. 105: La Casa Común gime de dolor… ¡escuchémosle!

 

Con los ojos fijos en Él

en la realidad y la fe

Comisión ecuatoriana Justicia y Paz
carta No. 105 – 7 de noviembre 2021

------------------------------------------------

La Casa Común gime de dolor…
¡escuchémosle!

"La humanidad nunca ha tenido tantos medios para alcanzar ese objetivo como los que tiene ahora.  Los responsables políticos que participan en la COP26 de Glasgow están llamados con urgencia a ofrecer respuestas eficaces a la crisis ecológica en la que vivimos y, de este modo, esperanza concreta a las generaciones futuras.  Pero todos nosotros —y está bien repetirlo, todos y dondequiera nos hallemos— podemos tener un papel modificando nuestra respuesta colectiva a la amenaza sin precedentes del cambio climático y de la degradación de nuestra casa común".  (mensaje del Papa Francisco, a la COP 26, oct. 2021)


Con el objetivo de "orientar los esfuerzos de los países que son parte de la Convención para actuar frente el Cambio Climático", se realiza la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático o 'Cumbre del Clima' - COP 26, que iniciaron en Río de Janeiro en 1994.

"Si no se actúa con determinación, nos estamos jugando nuestra última oportunidad, literalmente, de cambiar el rumbo de las cosas" señaló António Guterres, Secretario General de Naciones Unidas.  Y al paso que vamos, según el teólogo  Leonardo Boff,  "no hay solución al 'calentamiento global' si no se asumen medidas sobre ámbitos estratégicos de la producción mundial, caso de la energía, la agricultura, el transporte, los servicios públicos esenciales, la salud, la educación, tendientes a limitar y reducir la emisión de gases de efecto invernadero, algo que no puede quedar en manos del 'mercado', es decir, de los inversores privados, las corporaciones transnacionales, en busca de ganancias y rentabilidad de sus capitales".  Es así que las emisiones acumuladas de gases en la atmósfera en los últimos 100 años provienen de los países ricos del norte, industrializados y ahora grandes consumidores de energía: 20% - EEUU, 11% - China, 7% - Rusia, 5% - Brasil, según información de www.eltiempo.com.

América Latina y El Caribe también contribuyen, en menor proporción, a las emisiones totales (43% en comparación con la media mundial del 74%), en las que son relevantes la agricultura (25% frente a la media mundial 13%), el cambio del uso de la tierra y la silvicultura (19% frente a la media mundial 1%), especifica el FMI.

Las diferentes COP han llegado a conclusiones muy claras y precisas: en París se fijó la meta de limitar el calentamiento por debajo de 2°C (idealmente 1,5°C).  Pero, en el actual encuentro en Glasgow, se ha desaprovechado la última oportunidad para hacerlo realidad, pues China e India no firmaron el acuerdo y solo ofrecen mitigar las emisiones de gas invernadero. El peligroso aumento de la temperatura global al menos a 2,7°C en este siglo está en proceso.

Es evidente que la producción de la mayoría de los sectores perjudica al planeta, provocando desastres naturales, muerte y más pobreza… Si seguimos en esta carrera desenfrenada, insensata e imprudente por producir y consumir, haciendo caso omiso a las alarmas elocuentes que lanza nuestra 'Casa Común', que pide a gritos, de miles de maneras, que dejemos de hacer lo que estamos haciendo y de vivir como estamos viviendo; simplemente todos, sin excepción, seremos víctimas de la barbarie del 'capitalismo salvaje' que acabará con la humanidad.

No seamos parte de la cultura del descarte, hay que sembrar las bases para reconstruir economías locales y globales, estableciendo un camino sostenible hacia la recuperación de nuestro planeta, se necesita reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero.  Una forma directa de cooperar es en la reducción, reutilización y reciclaje del plástico en nuestra cotidianidad.

Desde Justicia y Paz llamamos a la reflexión y a la conciencia sobre el cambio climático, empezando a sumar esfuerzos desde nuestros espacios, sin caer en el circulo vicioso de la sociedad consumista y comprometiéndonos a ser agentes de cambio que nos involucre a todos y cada uno.  ·  #ComuniquemosEsperanza

 

Descarga esta carta en Pdf

Con los ojos fijos en El, en la realidad y la fe es una publicación de la Comisión ecuatoriana Justicia y Paz, resultado de reuniones periódicas de los miembros de la Comisión para analizar, reflexionar y proponer alternativas, a través de estas cartas. 

15 comentarios:

  1. Esta fue la carta que más me llamó la atención. Todo lo que dice tiene tanta razón. Sobre el cambio climático, nosotros mismo le hacemos tanto daño al planeta tierra. Y somos conscientes de eso, de que cada vez dañamos la naturaleza y no hacemos nada para cambiarlo. El daño que hemos causado, ya está teniendo sus consecuencias y esto lo podemos ver en el cambio climático, una noticia muy reciente, es que los glaciales se están derritiendo y esto causa muchos problemas, así como el aumento del mar y el daño a los pueblos que están cerca y muchos animales que están en su hábitat, se están quedando sin ella. Tenemos que ser conscientes de todo lo que estamos causando y tratar de arreglarlo.

    ResponderEliminar
  2. La carta nos trata de decir que no veamos a la muerte como si ahí se terminará nuestra existencia, sino que la veamos como si ahí empezará otra etapa de nuestra vida. Decimos "Vivamos todo lo que podamos porque después ya no se va poder", es mejor decir disfrutemos con las personas que nos acompañan, aportemos a nuestra sociedad buenos, seamos personas que siempre se refugian en Dios, es más después de la muerte seguimos acudiendo a sus brazos, y reconozcamos que después de la muerte siempre seguirá nuestra alma con Dios llena de gozo, alegría y que nuestros recuerdos sean igual.

    ResponderEliminar
  3. Muchas veces queremos que el lugar donde habitamos, nuestra casa, se encuentre limpia, presentable o se sienta cómoda para habitar. La sociedad, las grandes empresas, son cegados por la avaricia en donde se centran en producir y producir para enriquecerse, pero no se dan cuenta del daño que causan a nuestra "Casa Común". Seamos esos Agentes del cambio, comprometiéndonos a mantener nuestro planeta tierra como mantenemos nuestras casas. El cambio empieza por uno mismo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas veces queremos que el lugar donde habitamos, nuestra casa, se encuentre limpia, presentable o se sienta cómoda para habitar. La sociedad, las grandes empresas, son cegados por la avaricia en donde se centran en producir y producir para enriquecerse, pero no se dan cuenta del daño que causan a nuestra "Casa Común". Seamos esos Agentes del cambio, comprometiéndonos a mantener nuestro planeta tierra como mantenemos nuestras casas. El cambio empieza por uno mismo.

    ResponderEliminar
  5. Muchas veces queremos que el lugar donde habitamos, nuestra casa, se encuentre limpia, presentable o se sienta cómoda para habitar. La sociedad, las grandes empresas, son cegados por la avaricia en donde se centran en producir y producir para enriquecerse, pero no se dan cuenta del daño que causan a nuestra "Casa Común". Seamos esos Agentes del cambio, comprometiéndonos a mantener nuestro planeta tierra como mantenemos nuestras casas. El cambio empieza por uno mismo.

    ResponderEliminar
  6. Muchas veces queremos que el lugar donde habitamos, nuestra casa, se encuentre limpia, presentable o se sienta cómoda para habitar. La sociedad, las grandes empresas, son cegados por la avaricia en donde se centran en producir y producir para enriquecerse, pero no se dan cuenta del daño que causan a nuestra "Casa Común". Seamos esos Agentes del cambio, comprometiéndonos a mantener nuestro planeta tierra como mantenemos nuestras casas. El cambio empieza por uno mismo.

    ResponderEliminar
  7. Esta Carta nos invita a pensar en nuestra 'Casa común, y sobre como ésta nos ha brindado miles de formas para tener una buena calidad de vida, pues es ella quien nos permite obtener los recursos necesarios. Pero ¿qué estamos haciendo por ella? Simplemente nada, pues nuestro planeta sigue sufriendo.
    Debemos empezar a cambiar nuestros hábitos, porque de esta manera lograremos reducir el impacto de la mano humana. Así mismo las grandes potencias deben comprometerse a contribuir con la casa de salvar nuestra 'Casa Común'.
    Ya no debemos dejar que el planeta sufra y grite para que lo salvemos, debemos empezar a cambiar la forma en que actuamos porque nuestro Padre Dios nos dio este hogar para que lo cuidemos y convivamos en paz y armonía.

    ResponderEliminar
  8. Los problemas relacionados con el cambio climático arraigan desde mucho tiempo atrás, pero eso no quiere decir que no podamos o debamos cambiarlos, pues es nuestro hogar y tiene que preservarse como tal. Cuidar la ecología requiere de muchos cambios, y podemos empezar por los pequeños, tales como evitar la quema de basura, es totalmente innecesario, ya que contamos con un servicio constante de recolección de desechos, por lo que incinerar nuestras sobras solo es una manera de perjudicar al medio ambiente y por lo tanto, a nuestra salud. Seamos los objetos de cambio, no esperemos a que las autoridades hagan algo, es nuestra obligación como consumidores de los recursos que nos ofrece la Tierra, cuidarla y preservarla hasta el final.

    ResponderEliminar
  9. Debemos conocer esta realidad y prepararnos para un futuro incierto y desafiante, pero sobre todo informarnos y preparar a nuestros hijos. Debemos compartir los datos y crear conciencia sobre el impacto de nuestras acciones en el ecosistema.
    Finalmente, quizás lo más relevante y urgente, debemos cambiar nuestros patrones de consumo para disminuir las emisiones de CO2 y disminuir nuestra huella ecológica ya que si el cambio no empieza por nosotros no llegaremos a nada para poder ayudar tanto al clima como al planeta.

    ResponderEliminar
  10. La naturaleza nos provee un sinnúmero de beneficios, como seres humanos nos debemos a la misma y es una lástima que por la ambición y codicia la estemos destruyendo. Es innegable que el cambio climático es una realidad con la que hemos convivido desde hace ya mucho tiempo y lo preocupante es que un sabiendo la problemática a la que nos enfrentamos, no son muchas las acciones que se toman para detenerla.
    La conciencia ecología es algo que en la sociedad de hoy en día se está fortaleciendo, pero aun así, el problema sigue siendo enorme, hace falta de la unión de cada uno de nosotros para evitar que nuestro planeta se destruya completamente, pues si lo hace nosotros lo haremos con él.

    ResponderEliminar
  11. La carta nos da entender los problemas climáticos que tiene el planeta.
    Como nosotros estamos destruyéndolo con nuestras acciones.
    El papá Francisco nos une y nos llama a cambiar esto ya sea con acciones pequeñas,campañas y charlas para cambiar esto.
    Por otro lado nosotros debemos dar amor a nuestro planeta porque es donde vivimos y compartimos con nuestros seres queridos.
    Unámonos para cambiar esto.
    La unión y el amor cambia fronteras.

    ResponderEliminar
  12. Génesis Gissel Fajardo Yaure14 de noviembre de 2021, 22:19

    Esta Carta me pareció muy interesante porque manifiesta la preocupación por nuestro planeta que sin duda alguna, en los años anteriores hasta nuestra actualidad se ha visto significativamente afectado por las economías y capitalismo global que existe, pues, quienes las dirigen solo están interesados en crear bienes materiales, más no, priorizar que se dé un equilibrio en el que no se afecte al planeta Tierra, lo que en un futuro cercano tendrá un desencadenante puntual en el destino de los habitantes del mundo. Debemos ayudar a nuestro hogar, pues si dejase de existir éste, la extinción humana a su vez, sería inminente. Empezar por pequeños cambios, que después permitirán accionar grandes logros con beneficios positivos para todos. Desde casa, organizando hábitos que ayuden a la ecología, como aplicar las 3r del reciclaje: reducir, reutilizar y reciclar; y muchos otros más. Buscando el mismo propósito, defender la vida de cada ser humano del planeta, seamos recíprocos con nuestra casa común, ella nos provee todo, seamos ahora nosotros quienes poco a poco ayudemos a enmendar el daño causado a la misma, a lo largo de los años.

    ResponderEliminar
  13. Los problemas que nos afectan como parte del mundo en general son los problemas ambientales, debemos de empezar a hacer algo, el planeta en el que vivimos tiene lo que más nos importa y tenemos que empezar a cuidarlo mejor, aunque seamos pocos los que comencemos con una cultura de preservación, podremos marcar la diferencia, cada mano cuenta y es lo que mas necesitamos actualmente

    ResponderEliminar
  14. Esta Carta me parece muy interesante porque manifiesta la preocupación por nuestro planeta, que sin duda alguna, en los años anteriores hasta nuestra actualidad se ha visto significativamente afectado por las economías y capitalismo global que existe, pues quienes las dirigen solo están interesados en crear bienes materiales y enriquecerse, más no, priorizar que se dé equilibrio que no afecte al planeta, lo que en un futuro cercano tendrá un desencadenante puntual en el destino de los habitantes del mundo. Debemos ayudar a la Tierra, pues si ésta dejase de existir, la extinción humana a su vez, sería inminente. Empezar por pequeños cambios, que después permitirán accionar grandes logros con beneficios positivos para todos. Empezando desde casa, organizando hábitos que ayuden a la ecología, como aplicar las 3 r del reciclaje: reducir, reciclar y reutilizar; y muchos otros más. Recordemos que nuestra Casa común, nos provee de todo a nuestro alrededor necesario para nuestra supervivencia, seamos nosotros ahora quienes compensemos ello, prestándole el cuidado que merece, tanto por su bien, como por el de todos los seres humanos.

    ResponderEliminar
  15. Esta carta nos habla sobre los grandes problemas climáticos que el planeta se atraviesa y todos estos problemas son causados por nuestras malas decisiones, por nuestras acciones Aquí es donde nos recomiendan a cambiar esto, ya sea realizando pequeñas actividades que ayuden y luego vayan a dar unos resultados favorables para la humanidad. Tambien debemos entender que todo unidos con la ayuda de Dios podemos cambiar el rumbo de las situaciones criticas que el mundo atraviesa

    ResponderEliminar